lunes, 26 de mayo de 2008

Perspectivas sobre el Metro en Bogotá (Carta enviada al Espectador)

Bogotá, Mayo 15, 2008


Estimado Director,


En su editorial del 15 de mayo se afirma que el candidato Samuel Moreno “tuvo el acierto de ver que Bogotá solo se desbloqueará dándole una gran capacidad de movilización de pasajeros a un corredor vial oriental y que eso solo se logrará con un metro”. Supongo que tan contundente afirmación en el editorial de un periódico importante no se basa simplemente en una opinión personal, sino en un estudio, cuya referencia sería de interés para nosotros sus lectores.

Sería interesante conocer cual es la ciudad que se ha “desbloqueado” con un metro, o que ha aliviado el tráfico. ¿Será que esto ha ocurrido en México, Sao Paulo, Delhi, Caracas, Manila, Bangkok o Medellín? Porque en el mejor de los casos la línea de metro que se plantea hacer en Bogotá tendría unos 30 kilómetros. El sistema de transporte férreo de Londres tiene 1800 kilómetros de extensión, y aún así ha sido necesario establecer el “cargo por congestión” para reducir un poco el problema de congestión.



El tráfico por supuesto se reduciría si quienes tenemos carro lo dejamos en casa y usamos el transporte público. Pero resulta que por ejemplo en Ciudad de México, que tiene la red más extensa de metro en el mundo en desarrollo, los ciudadanos de clase media y alta que tienen carro ni se arriman al metro. A TransMilenio le va mucho mejor, ya que 20% de sus usuarios tenemos carro.

No sobra recordar que el proyecto prioritario del alcalde de Ciudad de México Marcelo Ebrard es construir 10 troncales tipo TransMilenio. Y que en Nueva York van a construir 5 troncales en los próximos 4 años. Que están construyendo troncales en Beijing, Toronto, Medellín y muchas ciudades más.

¿Por qué cree usted que el metro “desbloquearía” la ciudad? ¿Sabe usted que TransMilenio moviliza más pasajeros por kilómetro / hora / sentido que el 95% de los metros del mundo? Moviliza más pasajeros por ejemplo que la línea más cargada del metro de Madrid al que ustedes hacen referencia. Y moviliza más del doble que las líneas más cargadas de los metros de Delhi, Monterrey, Washington o Medellín.

En cuanto a la velocidad, ¿sabía usted que TransMilenio en las rutas expresas donde no hay semáforos como la Autopista o la NQS es más rápido que el 99% de los metros? Y eso sin considerar la gran pérdida de tiempo en los sistemas de metro del cambio de una línea a otra, pues toca bajarse de un tren y caminar a tomar otro, proceso que con suerte toma unos 10 minutos. Mientras que un bus simplemente puede cambiar de troncal. Por ejemplo si se hace el metro en la Autopista-Caracas como parece desean ahora los directivos distritales, quienes van por la calle 80 y llegan a la Caracas tendrían que bajarse a cambiar de vehículo.


En cuanto a lo llenos que van los vehículos, si TransMilenio recibiera una fracción de los subsidios que reciben los metros del mundo, siempre tendría espacio de sobra en sus buses. Porque los buses van llenos no por razones técnicas, sino financieras. Si se mandan más buses hay que pagar más a los contratistas, mientras los ingresos permanecen iguales. Pero los metros van llenos no obstante los subsidios.

Por ejemplo en Tokio hay empleados del metro que trabajan de “empujadores”, cuyo oficio es empujar a los pasajeros dentro de los vagones, para que cierren las puertas. Y en horas pico en Sao Paulo los pasajeros deben esperar hasta 6 y 7 trenes para poder subirse; muchos toman el metro varias estaciones en la dirección contraria a la que van, para luego poder subirse a al tren. Mientras que el bus más lleno de TransMilenio tiene unos 7,2 pasajeros por metro cuadrado, en Sao Paulo llegan a 9 pasajeros por metro cuadrado.


¿Está usted seguro que 30 kilómetros de metro “desbloquearán” más a Bogotá que 200 kilómetros de TransMilenio que costarían lo mismo? Porque no obstante que más de la mitad de los costos que se cargan a TransMilenio realmente son costos de mejoramiento urbanístico y de los carriles para carro, TransMilenio cuesta, en la Séptima, con toda clase de túneles y sofisticaciones, US $ 22 millones por kilómetro, mientras que el metro de Sao Paulo en construcción está costando US $ 135 millones por kilómetro. Pero el costo de inversión es solo la mitad de la historia. Los costos de operación de los metros, si se incluye la depreciación y tarifas comerciales de energía, nunca bajan de US $ 1,50. En Sao Paulo el tiquete cuesta US $ 1,45, pero no cubre costos de operación. Mientras que TransMilenio con tarifas de US $ 0,75 cubre incluso la depreciación. El tiquete de metro en Madrid cuesta US $ 1,55, pero el subsidio que recibe anualmente el sistema supera los US $ 1.600 millones. Como contraste, el recaudo total del impuesto predial en Bogotá asciende a unos US $ 360 millones.


A un periódico responsable hecho en Bogotá debería interesarle cuales son los estudios que llevaron a dejar incompleta la Fase III de TransMilenio, al contratar la 26, la Décima y no su continuación en la Séptima. Es como hacer un carro con las ruedas de atrás y no las de adelante. O al menos, si ya se tomó a nivel local y nacional la decisión de hacer la inversión pública más grande de la historia, que nos cuenten si hay siquiera una página de estudios que respalden esa decisión.


Atentamente,

Enrique Peñalosa

3 comentarios:

Emilia dijo...

Dr. Peñalosa,

Muchas gracias por sus importantes aportes. Como bogotano, particularmente uno que vive cerca a la Cra 7ma, me encuentro muy preocupado por los anuncios del actual alcalde con respecto a la no construcción de metro ni de Transmilenio por esta vía.
Igualmente le pediría el favor de presentar estas cifras ante al Concejo de Bogotá cuando ya esté listo el estudio de factibilidad del metro. De este modo, quienes creemos que la responsabilidad fiscal es un deber de los gobernantes podríamos estar bien representados.

ck1 dijo...

Si Ex alcade Peñalosa tiene ud toda la razon, el metro no va a servir para descongestionar esta ciudad y si para gastar mucho dinero solo para cubrir una pequeña parte de esta, pero ud sabe Samuelito para ganar unos votos prometio este cielo y el otro y los bogotanos vamos es a vivir un infierno, es una verdadera tristeza que una persona que conoce tambien Bogota no hubiera ganado.
Carlos Felipe Torres Gonzalez

Néstor dijo...

Dr. Peñalosa:

Al respecto de su último análisis, mi comentario es el siguiente:
La fase tres de TransMilenio se diseñó como un subsistema complementario, para lo cual las líneas de la 7a y 10a, tienen sus obras de portales y patios, diseñados para una operación conjunta. Ahora que no se construye la 7a. ¿No se está configurando una subutilización de las infraestructuras, y por lo tanto, un detrimento al patrimonio de la ciudad?
¿Qué opina?